Google+ Followers

11 de julio de 2010

QUÉ HACEMOS AQUÍ...(Articulo)

Qué hacemos aquí

Algo que merezca la pena

Victoria Camps

Si nos lo preguntamos es porque no somos necesarios en este mundo. Somos

contingentes. Si nadie nos hubiera traído al mundo, seguiría igual, no

habría pasado nada, todo habría discurrido más o menos igual sin nuestra

existencia.

¿Qué hacemos aquí entonces? Creo que sólo hay una respuesta: nos esforzamos

por seguir viviendo lo mejor posible. Spinoza se inventó al propósito la ley

del conatus que decía: "Cada cuerpo se esfuerza cuanto está a su alcance por

perseverar en el ser". Es lo que hacemos y no podemos dejar de hacerlo.

Instinto de supervivencia, deseo de vivir y hacer cosas, como queramos

llamarle. Nos guste o no este mundo, una vez arrojados a él, nos resistimos

a dejarlo. Pero, además, esperamos llegar a hacer algo que nos compense o

que nos permita pensar que ha merecido la pena estar aquí. La pregunta "¿qué

hacemos aquí?" no brota del sin sentido, sino más bien de la necesidad de

encontrarle sentido a nuestro paso por el mundo. La religión -o las

religiones, cualquiera de ellas- responden a ese anhelo de sentido. ¿Existe

respuesta también fuera de la religión?

Si existe respuesta es porque sabemos que algo nos trasciende, que no acaba

todo con la destrucción del cuerpo, porque quedan la familia, los amigos,

los que han conocido y quizá estimado algo de lo que hemos hecho. Desde la

individualidad más estricta, la pregunta "¿qué hago aquí?" nos lleva

directamente al absurdo. Incluso una vida plenamente vivida no significa

nada si no es al mismo tiempo reconocida por otros. ¿Qué importancia tiene

mi existencia? La tiene para los que me quieren, los que han dependido en

algún momento de mí, los que me cuidarán cuando yo dependa de otros. Lo que

hacemos aquí adquiere sentido como pequeñísima parte de un todo al que hemos

contribuido a sostener. ¿Para bien o para mal? ¿Desde dónde nos miramos? No

hay respuestas para las preguntas más trascendentes. Carecemos de

perspectiva para valorarnos como humanidad. En definitiva y con pocas

palabras, no sabemos qué está haciendo la humanidad en el mundo.

(Tomado de la revista El Ciervo)

www.elciervo.es/html/default.asparea=articulo&revista=113&articulo=917

No hay comentarios: