Google+ Followers

29 de noviembre de 2010

Mi experiencia como Tallerista (Hector)

Si bien es cierto al iniciar un nuevo curso, un nuevo grado, un nuevo semestre, o cualquier actividad los nervios están siempre presente, en algunas personas es mas notorio que en otras. Para mi no fue la excepción; vi el anuncio por internet, y me pregunte ¿Qué hacen para mejorar el mundo? , tuve la inquietud de saber y conocer el mecanismo que usan, decidí entonces involucrarme en la Organización. Claro está que mi primer día, nervioso, no tanto, pero si tímido. Conforme me dieron la confianza poco a poco fue perdiendo la timidez. Llego el momento de ir a dar Talleres, mi primer día fue como colaborador, ayudando a tomar fotos y colocar carteles. Me di cuenta entonces del mecanismo que utilizan para poder mejorar el mundo. Al segundo día, sin haber recibido la capacitación, pero si habiendo leído sobre el tema para poder tener conocimiento decidí iniciarme como tallerista; mi tema fue la abstinencia, los nervios se hicieron presente, al igual que ciertas actitudes que conforme al tiempo y practica había que mejorar. Conforme fui involucrándome en los talleres me di cuenta que todavía hay mucha ignorancia en la juventud sobre temas que deberían de ser tomados como prioridad. Dar una orientación correcta es sinónimo de prevención, por supuesto hay jóvenes que carecen de esta información pero por otro lado hay jóvenes que tienen información de más. El sentirse bien consigo mismo ha sido para mi el primer resultado de ser tallerista, el saber que transmitir información y experiencias reales les ayuda a los jóvenes a tener presente las consecuencias y resultados que pueden tener sus actos, poder brindarles orientación sobre el ¡que hacer! en determinadas situaciones, además saber que uno es parte de un movimiento que a pesar de no tener ingresos fijos ni patrocinio sigue adelante con su misión, hace consciencia de que si se quiere se puede.


Por otra parte es necesario tener presente que del 100% de jóvenes que reciben el taller un 60 o 50% están completamente interesados, ya que para algunos ellos lo saben todo, o simplemente no les interesa, igual tienen que pasar por estas situaciones y que mas da que las pasen a una edad temprana.

Pero tras todo esto, saber que se logra la meta y/o objetivo primordial de la Organización hace que uno siga adelante, ojala y se logre conseguir el patrocinio para poder trabajar de lleno en esto y poder llegar a otros institutos, escuelas o colegios; recordemos que no importa estar en el mejor colegio ya que las actitudes o información que tengamos principalmente la adquirimos desde nuestro hogar.

¡No Retrocedamos!

Héctor Alvarado.
Estudiante Universitario
Tallerista Voluntario 2010