Google+ Followers

9 de septiembre de 2008

LA DROGADICCION


Cada día los proveedores de drogas son más, podemos observar que hoy en día la droga se distribuye en los centros educativos destruyendo a la población estudiantil, buscando jóvenes que la distribuyan dentro y fuera de las escuelas al igual en diferentes sectores.
Otro tipo de distribución es en el que se utilizan personas a las cuales se les denomina ¨MULAS¨ estas personas distribuyen la droga fuera del país, llevándola dentro de ellos, exponiéndose así mismos, poniendo en peligro su vida por una determinada suma de dinero.
Muchas de estas personas dicen que lo hacen por necesidad, por la extrema pobreza en la que viven, otras que lo hacen simplemente por que les gusta el dinero fácil y que no les da miedo morir.
Se han dado muchos casos en los que las personas que transportan la droga de esta manera han muerto, por no expulsar a tiempo las capsulas que llevan dentro de su cuerpo.
Pero es lamentable que la necesidad que existe en muchos de nuestros países obligue a que las personas lleguen a estos extremos, que hagan eso como si fuera un trabajo cualquiera sin importar su salud y vida.

La drogadicción realmente es un gran problema que cada día se vuelve mas y mas grande, que afecta a toda la población, no importando edad, sexo ni condición económica.
Ha ganado mucho terreno en Guatemala es atemorizante la cantidad de jóvenes que consumen todo tipo de drogas combinándolas entre si. Las drogas están destruyendo el futuro del país, están acabando con las metas, ilusiones y sueños de los guatemaltecos, llevando a algunos hasta la muerte y dejando a otros incapaces de valerse por si mismos.
La drogadicción es algo que destruye todo lo que a su paso encuentre, como si fuera un HURACÁN que a su paso simplemente deja desastre, dolor, pena y muerte, destruyendo la vida de quienes la consumen. Hoy en día jóvenes de distintas edades consumen drogas pensando que es lo mejor que existe en mundo, cayendo en un vicio del cual es muy difícil salir, porque cada día quieren mas sin importarles lo que les pueda pasar, porque para ellos la vida no vale nada.

JOVENES, vivamos sin drogas, hagamos realidad todos nuestros sueños, alcancemos las metas que nos hemos trazado y por medio de esto seamos el futuro de GUATEMALA, para que sea un mejor lugar para vivir.

(Alexandra Sacasa, Secretaria OMM,
19 años)